Alemania pide a 8.500 personas que vuelvan a vacunarse contra la covid tras descubrir que una enfermera ha estado inyectando agua salina

12 agosto 2021   9:45 PM | Por Administrador
Autoridades han iniciado una insólita campaña para revacunar a más de 8.500 personas.
Alemania pide a 8.500 personas que vuelvan a vacunarse contra la covid tras descubrir que una enfermera ha estado inyectando agua salina

Las autoridades sanitarias del estado de Baja Sajonia (Alemania) han iniciado una insólita campaña para revacunar a más de 8.500 personas en la localidad de Frisia, tras descubrir que pueden haber recibido una inyección con agua salina (suero) en lugar de una vacuna contra la covid. Una enfermera de 40 años de la Cruz Roja actuó de esta forma entre el 5 de marzo y 20 de abril en un centro de vacunación de Frisia, un distrito rural cerca de la costa del Mar del Norte.

Esta práctica negligente de la enfermera se descubrió el 21 de abril pasado a través de un informe de otro empleado. La profesional asegura que no utilizó la vacuna de Pfizer-BioNTech en seis vacunaciones, sino una solución salina. Según ella, tomó esa decisión para no tener que informar de que se le habían caído los viales. La enfermera de la Cruz Roja fue expulsada de las instalaciones y despedida. La policía y la fiscalía están investigando un posible delito de agresión y si es declarada culpable puede ser condenada a una pena de hasta diez años de cárcel.

El centro de vacunación del distrito albergará la repetición de la inoculación a partir de este viernes, anunció un portavoz del distrito. Según el ministerio de Sanidad de Baja Sajonia, 8.557 personas deberán recibir el pinchazo. Las autoridades aún no han señalado los motivos que tuvo la enfermera para inyectar agua salina en sustitución de la vacuna, pero creen que lo hizo por motivos políticos, pues se ha descubierto que con anterioridad había expresado opiniones escépticas sobre la inmunización en sus redes sociales.
“Es falso que, debido al comportamiento de nuestro cliente, se hayan administrado dosis de vacunación que solo consistían en solución salina”, manifestó este jueves el abogado de la enfermera, Christoph Klatt, al servicio de prensa protestante EPD. “En lugar de ello, había intentado compensar la pérdida de vacunas de una ampolla rota accidentalmente, rellenando las jeringuillas con restos de otras ampollas. Nuestra clienta no actuó por una motivación política, ni se limitó a administrar solución salina a quienes estaban dispuestos a vacunarse”, añadió Klatt.

Notas relacionadas