EEUU abrirá sus fronteras terrestres con México y Canadá a los viajeros vacunados a principios de noviembre

12 octubre 2021   10:24 PM | Por Administrador
EEUU reabrirá en noviembre fronteras terrestres a viajes no esenciales; exigirá estar vacunado contra COVID-19
EEUU abrirá sus fronteras terrestres con México y Canadá a los viajeros vacunados a principios de noviembre

Estados Unidos abrirá a "inicios de noviembre" sus fronteras terrestres con México y Canadá a los viajeros vacunados contra el covid que ingresen por motivos considerados no esenciales, anunció el miércoles un alto funcionario de la Casa Blanca.

El funcionario afirmó que la fecha precisa de entrada en vigor de la nueva regulación será anunciada "en los próximos días" para esos viajes por vía terrestre, así como para los viajes internacionales por avión, sometidos al mismo calendario y para los cuales la vacunación obligatoria había sido anunciada el 20 de septiembre.

Tanto México como Canadá han presionado durante meses a Estados Unidos a aligerar las restricciones de traslado que han separado a familias y limitado los viajes de placer desde los comienzos de la pandemia. La más reciente medida se produce semanas después del anuncio de que Estados Unidos pondrá fin a las restricciones de traslado aéreo desde algunos países, y en su lugar requerirá prueba de vacunación para los extranjeros que intenten llegar en avión.

Ambas medidas entrarán en vigor a principios de noviembre, indicaron los funcionarios, quienes no especificaron una fecha en particular.

Las nuevas reglas únicamente aplicarán a los ingresos legales a Estados Unidos. Los funcionarios advirtieron que aquellos que intenten llegar de manera irregular seguirán sujetos a la expulsión en virtud de la llamada autoridad de Título 42, la cual fue invocada en principio por el expresidente Donald Trump, y que ha sido criticada por activistas migratorios debido a que expulsa de inmediato a los migrantes antes de que puedan solicitar asilo. Uno de los funcionarios señaló que Estados Unidos mantendrá la medida debido a que las condiciones de hacinamiento en las instalaciones de la Patrulla Fronteriza representan un riesgo de brotes de COVID-19.

Según las autoridades, a los viajantes que entren a Estados Unidos en auto, tren o ferry se les preguntará sobre su estatus de vacunación como parte del proceso estándar de admisión de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus iniciales en inglés). A criterio de los agentes, los viajantes tendrán que mostrar evidencia de vacunación, la cual sería verificada en un filtro secundario.

A diferencia de los viajes aéreos, para los cuales se requiere evidencia de una prueba diagnóstica a COVID-19 con resultado negativo antes de abordar un vuelo para ingresar a Estados Unidos, no se requerirá un análisis diagnóstico para llegar al país por tierra o aire, siempre que los viajantes cumplan con el requerimiento de vacunación.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus iniciales en inglés), Estados Unidos aceptará a los viajantes que cuenten con esquema completo de vacunación con cualquiera de las vacunas aprobadas para uso de emergencia por parte de la Organización Mundial de la Salud, no solo aquellas aprobadas para su uso en Estados Unidos. Eso significa que se aceptará la vacuna de AstraZeneca, de uso generalizado en Canadá.

Los funcionarios señalaron que los CDC siguen trabajando para formalizar los procedimientos de admisión de aquellos que recibieron dosis de dos vacunas distintas, algo bastante común en Canadá.

La demora en el requerimiento de vacunación para los traslados traslados transfronterizos esenciales tiene como objetivo darles a los camioneros y demás personas involucradas tiempo adicional para vacunarse y minimizar la posibilidad de obstaculizar la actividad económica por el requerimiento de vacunación, dijeron los funcionarios.

México no ha implementado ningún procedimiento de ingreso para viajantes durante la pandemia. Canadá permite la entrada de personas con evidencia de esquema completo de vacunación contra el COVID-19, así como evidencia de una prueba diagnóstica con resultado negativo realizada 72 horas antes de su llegada al país.